LIBERTAD PARA NUESTRO CLIENTE

LIBERTAD PARA NUESTRO CLIENTE

El pasado mes de octubre conseguimos la puesta en libertad de nuestro cliente, acusado de un delito contra la salud pública. En la operación llevada a cabo por la Guardia Civil en distintos puntos de la provincia de Alicante, se incautaron ocho mil plantas de marihuana y se detuvieron a seis personas.

Desde el primer momento de la detención, defendimos que de la investigación no se desprendían indicios suficientes de participación de nuestro cliente. Además, tampoco existían indicios relevantes de que nuestro patrocinado conociera de la existencia de la plantación de marihuana. Tras exponer nuestros argumentos, la Juez Instructora decretó su inmediata puesta en libertad.

Los delitos contra la salud pública

El Código Penal castiga los delitos contra la salud pública con penas que pueden alcanzar los doce años de privación de libertad. Los artículos 359 a 378 regulan este tipo de delitos, referidos al comercio, cultivo y tráfico de sustancias estupefacientes. La gravedad de las penas que acarrean este tipo de delitos hace necesaria desde la fase de investigación una defensa activa y especializada.

Hace algún tiempo compartíamos un caso de éxito de nuestro despacho, al lograr una sentencia absolutoria por un delito de drogas. En aquella entrada, Santiago Talavera realizaba un análisis acerca de lo que debe entenderse por autoconsumo en este tipo de delitos.

La puesta en libertad de nuestro cliente

Nuestro Tribunal Supremo tiene declarado que la prisión preventiva debe ser una medida excepcional. La entrada en prisión de un investigado debe sustentarse sobre hechos lo suficientemente graves que justifiquen una privación del derecho más fundamental con el que goza todo ciudadano, que es su libertad. De ahí que desvirtuar cualquier indicio de criminalidad sea fundamental para evitar una medida tan gravosa.

En el caso de nuestro cliente, de origen holandés, tuvimos que desvirtuar la existencia de riesgo de fuga. En atención a los indicios de su participación, no habían motivos para huir de la acción de la justicia española. De igual forma, su libertad no ponía en peligro el desarrollo de las investigaciones que seguían llevándose a cabo y tampoco existía riesgo de reiteración delictiva.

La noticia en prensa

De todo el operativo llevado a cabo por la Guardia Civil, se desmantelaron veinte plantaciones y se incautaron ochenta mil plantas. La operación se desarrolló en distintas localidades de la provincia de Alicante. De la puesta en libertad de nuestro cliente se hizo eco el Diario Información, cuya noticia podéis leer aquí.